ENTREVISTA CON DONNIE BURNS (por Brigitt Mayer)

Dos días después de la competición profesional de Blackpool 2001 Brigitt Mayer entrevistó a Donnie Burns. Aunque hace más de 14 años de esa entrevista, el interés de las opiniones de una leyenda del baile como Donnie Burns es permanente. La entrevista original es más larga y la traducción contiene cortes que se señalan con el símbolo […] También he añadido entre {….} algunos apellidos que no están en el original. La entrevista original en www.dancesport.uk.com. La traducción cuenta con la aprobación de Brigitt.
                                                                                                                 
                                                                                                                     Vicent Mengual

Brigitt Mayer
En el reportaje  del festival de Blackpool de este año 2001, una vez más he llevado a cabo entrevistas con algunos de nuestros más conocidos y notables celebridades del mundo del baile buscando sus opiniones acerca del baile y de sus tendencias […]. Mi principal interés este año ha sido descubrir sus opiniones sobre el carácter de nuestros bailes latinos; ¿aún se mantiene el carácter, o ha sido diluido mediante un exceso de coreografía?. Una de mis más profundas entrevistas fue con DONNIE BURNS.

Donnie Burns

Donnie: […] Creo que estas parejas son fantásticas Brigitt, y tú lo sabes, creo que son increíbles. Sin embargo estoy un poco preocupado. […] Todos ellos tienen derecho a hacer lo que ellos quieran, incluso si es correcto o erróneo, es su derecho artístico. Pero estoy un poco preocupado por el carácter de cada baile, en general. Algunas de estas parejas, que son nuevas y que están llegando a interpretaciones valiosas, serían más efectivas, incluso mejores, si hicieran algunos movimientos de calidad, y que están establecidos como parte del carácter de cada baile. Había dos o tres parejas que los hacían, pero, en general, hay una moda en pensar que “lo que es básico es un lugar común”, y eso no es cierto […]


Brigitt: Yo vi eso en la competición amateur, y después, en la competición profesional traté de ver si había diferencias. Creo que es diferente, pero aún me pregunto si van en la correcta dirección. 
Donnie: Estoy de acuerdo, pero fue una gran competición, y había chavales nuevos. Los felicito […] y también comparto la tristeza de aquellos que tuvieron decepciones. Todos hemos pasado por eso. Lo que me preocupa ahora es que si por causa de que los nuevos chavales son vanguardistas ¿vamos a tener a todo el mundo abriéndose y dando puntapiés en uno o dos años? […]

Brigitt: Puede ser que solo lo hagan para llamar la atención, y una vez ya se han posicionado no lo hacen nunca más. No se ve hacerlo a Brian {Watson}, Jukka {Happalainen} or Paul {Killick}, pero recuerda que cuando Pauly Alan {Tornsberg} salieron por primera vez con sus nuevas parejas si lo hacían.
Donnie: Me acuerdo de Gaynory de mi mismo. […]

Brigitt: Y yo de Samy {Stopfpord} y de ti, que siempre teníais algo calculado de cara a la galería. Imagino que es parte de Blackpool.
Donnie: Es parte del circo. 

Brigitt: Pienso en la competición amateur de este año, cuando Formica y Cocchi tuvieron su “pequeño momento” juntos. A la gente le encanta eso. […] . Pero dime, ¿están las coreografías exageradas actualmente?
Donnie: Yo creo que sí. Es difícil ver a través de ellas y captar algo de la esencia del baile de las parejas. Yo estoy perdiéndome mucho del mensaje real y “no puedo ver el bosque a causa de los árboles”… Pero en muchos aspectos yo disfruté de la competición. Los cha-chas fueron todos muy buenos. Las sambas fueron “un poco divertidas”, aunque buenas. El jive ha cambiado mucho en los últimos años. 

Brigitt: La rumba permite tener más espacio para coreografías más teatrales. 
Donnie:Si, pero las parejas aún parecen mantener la esencia y ésta se puede reconocer; está bien.
Brigitt: En los otros bailes eso parece más difícil.
Donnie:¿Sabes lo que dije en mi conferencia?[1] […] Que están tan ocupados en ser veloces que no usan bien la gravedad. Algunos de los bailes cubanos están perdiendo gravedad y compresión. Las mejores tres o cuatro parejas tienen esa compresión, pero no la veo en las parejas de la 5 a la 12.

Brigitt:  Crees que eso tiene algo que ver con que hoy en día las parejas suben de nivel siendo más jóvenes que antes y, por lo tanto, tienen diferentes prioridades?. Se sienten atraídos, por ejemplo, por la velocidad y otras habilidades que no tienen nada que ver con el baile latino en sí.
Donnie: La mayoría creo que si 

Brigitt: Si piensas en ello, las parejas son hoy más jóvenes que hace unas pocas décadas, cuando algunos campeones tenían más de cuarenta años.
Donnie: Fritzi {Eugen Fritz/Ute Streiche} creo que tenía 39 años cuando ganó su primer campeonato alemán.

Brigitt:Hoy se es campeón nacional a los 18 años. Se pasa a profesional a los 23 , tal vez. ¿Qué edad tiene Slavic {Kryklyvyy}?
Donnie:No lo sé, pero es muy joven. También hay cambios en cuanto a la formación de parejas. Hoy en día se cambia de pareja con más frecuencia. Está bien, pero conlleva que se tarde más tiempo en conseguir cierta “sustancia”. Hace falta de seis meses a dos años para moldear una pareja a partir de dos individualidades. Incluso Brian Carmen, aunque fueron muy rápido, en su primer Blackpool, cuando todo el mundo estaba expectante, no lo consiguieron. Después siguieron y vencieron el campeonato del mundo.[2] 

Brigitt: Pensando en los principios de conducir y seguir, si la nueva pareja ha tenido el mismo aprendizaje, no debería ser muy difícil.
Donnie: Sin embargo, depende de si el aprendizaje ha sido hasta un cierto grado que permita que la nueva pareja pueda bailar a un alto nivel rápidamente. Yo creo que el aprendizaje, a veces, es parcial; aprenden en relación a su pareja y a su coreografía, pero no llegan a ser maestros en ello. De manera que si cambian a una nueva pareja y una nueva coreografía, básicamente es como si volvieran a empezar en clase “A” […] Realmente cuesta tiempo moldear una nueva pareja y no se puede acelerar el tiempo. Se pueden cambiar muchas cosas, pero no se puede cambiar el tiempo ni la experiencia… Bailar juntos, conectados, como una pareja, es realmente el núcleo central del estilo de baile que hacemos […]. Si se hiciera un estudio de las cuatro mejores parejas, Happalainen, Watson, Killick y Tornsberg, se mostraría que estas cuatro parejas bailaron del 80 al 90% del tiempo, o más, como pareja, mientras que las parejas del puesto 5 al 12 no bailaron entre el 50 y 75% del tiempo como una pareja. ¡Aquí radica la diferencia!




[1] En Blackpool, además de las competiciones hay una programación de conferencias (lectures)
[2]  Ese año fue 1999. Brian y Carmen fueron terceros en Blackpool en Mayo y en Octubre ganaron su primer mundial de los nueve consecutivos que consiguieron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*